jueves, 20 de noviembre de 2014

GOZOS A SANTA MARÍA MICAELA DEL SANTÍSIMO SACRAMENTO, venerada como fundadora de las Adoratrices y enterrada en Valencia.


Santa María Micaela del Santísimo Sacramento estuvo desde niña abierta a las necesidades de la gente más pobre y necesitada, en sus propias casas o en sus visitas al hospital de San Juan de Dios. Allí conoció a prostitutas con enfermedades venéreas y otros graves problemas de explotación, soledad y desamparo. Así surgió en ella la inspiración de poder abrir una casa para poder acogerlas y ayudarles a comenzar una nueva vida. Decidió dirigir ella misma la casa con ayuda de algunas maestras seglares, buscando especialmente la salvación de las asiladas, a quienes inculcaba la fe y les enseñaba algún oficio útil para su vida futura. Como las maestras seglares no cumplían bien su misión, decidió formar un grupo de religiosas para vivir con ellas su carisma de entrega al servicio de las chicas desamparadas. Así surgió la Congregación de Adoratrices, Esclavas del Santísimo Sacramento y de la Caridad. Murió al acudir a ayudar a las enfermas del cólera del Colegio de Valencia, donde falleció el 24 de agosto de 1865 y donde se halla enterrada en una cripta.