martes, 6 de septiembre de 2011

GOZOS AL GLORIOSO SAN LIBORIO, OBISPO Y CONFESOR, ABOGADO CONTRA EL MAL DE PIEDRA, que se venera en la capilla de fuente en Segures de Benasal.

La ermita de San Liborio, en las cercanías del balneario de Fuente en Segures de Benassal, es de nueva construcción y fue diseñada en estilo neorománico por el arquitecto Vicent Traver en el año 1953. El edificio consta de una sola nave con capillas y elementos auxiliares laterales para albergar la imagen del santo, realizada con fábrica de masonería y cubierta de mesa árabe. El trazo es sencillo en su composición y la ermita está carente de ornamentación exterior, a excepción de un bello azulejo circular cerámico representando al santo.

San Liborio, obispo, nació en Le Mans a finales del S.III. Este santo es conocido sólo en España como abogado especialmente de los que padecen mal de piedra, orina, riñones y muelas.